MENU
Ediciones anteriores
Contáctanos
Indices económicos
Convertidor de monedas
Aviso de Privacidad
Politicas de Privacidad y Terminos de Uso
Publicaciones oficiales
* D O F
* P. Of. Estado de Jalisco
* Gaceta del D.F.
* P. Of. Estado de Nayarit
Artículos de interés
* Fiscal
* Jurídico
* Patrimonial
Resoluciones de Tribunales
* Tesis SCJN / TCC
* Tesis del Tribunal Fiscal
Preguntas frecuentes
* De aplicación general
* Criterios del SAT

 Edición: Mayo 2014
   
 

ACTAS DE ASAMBLEA QUE SE DEBEN PROTOCOLIZAR E INSCRIBIR EN EL RPC

 

En relación con el tema de cuáles son las actas que se deben consignar ante fé pública e inscribirse en el Registro Público de Comercio (RPC), queda evidente el hecho de que lo serán todas aquellas que la ley expresamente señale tal evento, como por ejemplo lo establece el artículo 194 de la Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM) que se refiere a las sociedades anónimas. Así: (i) cuando por cualquiera circunstancia no pudiere asentarse el acta de una asamblea en el libro de actas, deberá hacerse constar en escritura o póliza (no es necesaria su inscripción en RPC), y (ii) las actas de asambleas extraordinarias, además de consignarse ante fedatario, deben ser inscritas en el RPC.

 

Ahora bien, puede ser considerada sana la práctica de que, aun cuando la ley no exija expresamente que se pase ante la fe pública un acta (cuando no se trate de una asamblea extraordinaria), se haga, ello, dependiendo desde luego, de los motivos que se tengan para hacerlo, de la necesidad y de la relación costo.

 

Además de lo establecido por la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR, art. 86‑A) en cuanto a la obligación de informar al Fisco respecto de aportaciones para futuros aumentos de capital o aumentos de capital que reciban en efectivo, en moneda nacional o extranjera, mayores a $600,000.00, conviene tener un documento que dé certeza que lo referido en el acta correspondiente, aun cuando la cantidad sea inferior a la suma de $600,000,00 ya que así se contará con una fecha determinada y cierta, además de que se genera la presunción de lo que ahí se hace constar es verdad. Esto se logra, precisamente, mediante la intervención de un fedatario público (Notario o Corredor) que le de mayor formalidad al documento que contiene el acta.

 

En ese orden de ideas, y a pesar de que el movimiento en cuestión sea a la parte variable del capital, y que se trate de una suma menor a la establecida por el mencionado artículo 86‑A, de la LISR, es prudente llevar ante fedatario público el acta correspondiente, y no solamente ello, sino además, proceder a su inscripción en el RPC.

 

Se ha dicho que las actas relativas a los movimientos a capital social acordados por un órgano diferente a la asamblea general extraordinaria, al no estar comprendidos dentro de los que deben ser protocolizados, no requieren mayor formalidad para su validez que el constar en el libro, ya que prevalece sobre cualquier disposición lo establecido por el artículo 213, de la LGSM, cuyo texto es el siguiente: “En las sociedades de capital variable el capital social será susceptible de aumento por aportaciones posteriores de los socios o por la admisión de nuevos socios, y de disminución de dicho capital por retiro parcial o total de las aportaciones, sin más formalidades que las establecidas por este capítulo”, en donde dicho capítulo no establece ninguna necesidad de intervención de fedatario público.

 

Sin embargo, y para evitar problemas de interpretación, es que recomendamos no solamente la protocolización del acta (no como requisito formal, sino como elemento que realce el valor probatorio del documento), sino además que se proceda a su inscripción en el RPC, ya que el artículo 21, del Código de Comercio señala que, en el folio electrónico por cada sociedad, se anotará: “El aumento o disminución del capital efectivo en las sociedades anónimas y en comandita por acciones” (fracción XII).

 

En resumen: Hay que hacer constar en toda acta de movimiento de capital lo relativo a la información que se dará al fisco sobre dicho movimiento cuando exceda de los $600,000,00 y que, al margen del monto involucrado, se proceda a pasar el documento ante fedatario público (Notario o Corredor) y se inscriba en el RPC.

 

El departamento jurídico de Flores, Garibay, Moreno Padilla y Asociados, S.C. está a sus ordenes para los comentarios adicionales que requieran en relación con este tema.

 
   
USUARIOS
  Nombre:
  Contraseña:
  13.1109
  5.155003
  113.032
 Por Mora:  1.13
 A Plazos:   0.75

 28 días:   3.2975
 91 días:   3.3025
Inicio    Quiénes somos     Nuestros servicios     Registro    Boletín    Contacto
Sitio Realizado por: C-Builder.com